viernes, 28 de abril de 2017

GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL.2, menos sorpresa pero misma diversión

Cuando hace tres años se estrenó la primera entrega tengo que admitir que me gustó MUCHO, quizás por saber poco (más bien nada) sobre lo que me iba a encontrar, ya que a diferencia de otros personajes de los comics más o menos populares, de estos ni conocía nada ni tampoco había leído nada. Para mi sorpresa me encontré con una saga galáctica (al igual que la popular Star Wars) con un tono distendido y ameno en donde el quinteto de protagonistas funcionaba muy bien (lo cual tiene mérito cuando en el caso de dos de ellos, Rocket y Groot, eran hechos por ordenador, contando con las voces de Bradley Cooper y Vin Diesel cada uno en su versión original) Desde aquel primer visionado ya la he visto un par de veces más, lo que me ha servido para confirmarla como una de las mejores películas del Universo Cinemático de Marvel, del cual (hasta la fecha) no tengo queja porque en mayor o menor medida me han convencido todas sus propuestas (valorando siempre el tipo de cine que son: puro y llano entretenimiento)

Esta primera secuela (porque acaba, al igual que la previa, con un aviso de que volverán, algo que viendo esta veo muy factible) ya no tiene la sorpresa de la precedente, y además se dilata innecesariamente, algo que se hace palpable en el tramo final así como en muchos momentos donde se quiere introducir elementos emotivos en personajes más bien de comedia (como dejó palpable el film precedente) lo cual funciona de manera irregular en su conjunto (sin que por ello sea para desmerecer, porque sin duda estamos ante un film tan espectacular como divertido y entretenido pese a sus 136 minutos, que quizás se podían haber reducido un poco quitando algo de esa grandilocuencia final citada antes de la que no puedo dar más detalles por ser un evidente spoiler) Aunque si hablamos de sorpresas tengo que admitir que la escena inicial ya las aporta con cierto retoque regenerador sobre uno de los personajes de esta secuela que puede recordar al realizado en Carrie Fisher al final de la reciente Rogue One (y como todo es de la Disney me llevó a pensar si ejecutarán algo igual para la anunciada quinta entrega de Indiana Jones para el verano de 2020)

El presente film funciona sobretodo a nivel visual, por lo que se hace complicado el expresar en palabras sus virtuosismos a nivel de efectos digitales, que lo convierten en una delicia para la vista. Por ello tan solo nos queda el tema argumental, y ahi es donde se puede decir que la historia es más sencilla (que no por eso mala) centrándose sobretodo en los orígenes de StarLord. El tema familiar está muy presente, porque aparte de que el citado personaje encuentre a su padre, también hay movimiento en la relación entre los personajes de Zoe Saldana y Karen Gillan, hermanas en la ficción hijas de Thanos. De todas maneras en ocasiones es más padre el que ejerce como tal (aunque sea con sus errores) que el biológico, algo que la película deja muy claro en su tramo final, pese a ser cuando más dilata el elemento emotivo que no le cuadra tanto (diran a eso que se profundiza más en los personajes, aunque eso depende porque apenas es un cameo lo de Sylvester Stallone y los que, como yo, no sepan quienes son su grupo desconocerán que se trata de los Guardianes de la galaxia originales tal como nacieron en las viñetas, aunque es más una mera curiosidad que un spoiler relevante)

Además del citado de Stallone hay más cameos por la película, que van desde el de cierto ánade muy contestatario hasta el de cierto personaje (y miembros de su raza) que eran los que presentaban los What If de los comics en su época clásica, y además del evidente de Stan Lee (con claro homenaje al Tintin de Hergé) hay uno REALMENTE SORPRENDENTE que puede decirse que estaría englobado en cierta nostalgía ochentera pero del que lo mejor es que lo descubran sin dar más datos. Y para dejar contentos al personal (si bien algunas son meramente anecdóticas) tenemos nada menos que ¡¡CINCO!! escenas DURANTE los títulos de crédito, que van desde lo trivial a lo que se supone primordial en la futura tercera entrega que será también dirigida por James Gunn al igual que lo ha hecho con esta y su predecesora. En resumidas cuentas se puede decir que estamos ante una entretenida secuela tan sencilla como funcional que se disfruta sin complejos ofreciendo una nueva aproximación a ese universo cósmico de la Marvel que quizás no es tan conocido entre el público en general.
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 28 de abril de 2017
  • LO MEJOR: A nivel visual es un portento, siendo de esos films que hay que disfrutarlos en todo su esplendor en una sala de cine (o el sitio más parecido) aparte de que continua, aunque un tanto menguado, el tono socarrón de su predecesora. Y si en Star Wars: El despertar de la fuerza (también de Disney como esta) era entrañable (y por lo tanto rentable) el simpático BB8, otro tanto se puede decir aqui de Baby Groot, aunque en mi caso añadiría también a la empática Mantis.
  • LO PEOR: Sus 136 minutos (15 más que la anterior) funcionan de manera un tanto irregular cuando se quieren introducir elementos emotivos que no siempre resultan acertados (lo que se hace evidente en el final, dilatado en exceso) porque la mejor baza de estos personajes sigue estando en el cachondeo (también presente en esta secuela, pero menos primordial)
  • LA CURIOSIDAD: Ignoro si en todos los cines será así pero en el de Cinesa al que acudí a verla te daban con la entrada una tarjeta de Baby Groot que si la troceas y la plantas te germina manzanilla porque tiene semillas de ello insertadas (¡cada vez buscan métodos más originales para promocionar las películas!)

1 comentario:

MARAYA LIFE dijo...

Nos hace reir???? Pues por mí ya me vale!!!