viernes, 13 de octubre de 2017

EL CASTIGADOR: MADRE RUSIA, ANIQUILACIÓN, SHERLOCK HOLMES SOCIETY (VOL.1) y VIUDA NEGRA: LA MÁS BUSCADA DE SHIELD

Cuando me volví a aficionar a esto de los tebeos, los que primero descubrí fueron los de la casa Marvel, y junto con el famoso arácnido de dicha editorial (que fue el que me volvió a levantar el gusanillo por las viñetas) enseguida tuve claras cuales eran mis preferencias, y cuales no tanto, siendo El Castigador (en el original The Punisher) uno de mis preferidos casi desde el inicio.

El relativo problema a la hora de trabajar con un personaje tan expeditivo es como hacerlo más o menos creible en el mundo de superhéroes en el que está (de hecho su primera aparición fue en un comic de Spider-Man), de ahi que las mejores aportaciones a su historia más reciente hayan venido de lo que hizo con él Garth Ennis, del que recordaba haberme leído alguna de sus andanzas con este personaje, lo que pasa que hace ya bastante tiempo.

Una de ellas es esta Madre Rusia, aunque al leerla me dí cuenta de que estaba equivocado, ya que he podido disfrutar por primera vez de un arco argumental del que siempre había leído gran cantidad de alabanzas, dentro de la etapa que tuvo el antes citado Ennis con Punisher en la línea Max de Marvel (el mejor sitio donde podía caber cabida, y del todo orientada hacía un público potencial más adulto) En los números que aqui estan recogidos el Castigador (Punisher) es "reclutado" por Nick Furia para llevar a cabo una misión (casi) imposible en Rusia, y aunque las cosas no se le pondran fáciles al bueno de Frank Castle, sus violentos métodos le hacen el más indicado de cara a llevarla a cabo con éxito.

Con una historia muy bien desarrollada, a lo que sumar la ventaja de que es una aventura autoconclusiva (de tal forma que no hace falta tener antecedentes), Madre Rusia se puede disfrutar sin problemas de continuidad (algo demasiado usual en los comics de superhéroes) A un Castigador que no tiene ningún tipo de censura hacia sus "métodos" (tanto verbales como físicos) se le suma aqui un Nick Furia como nunca antes se había visto (o yo al menos no lo recordaba), tan claro y conciso como el propio Punisher a la hora de expresarse, ya sea verbal o fisicamente. Beneficiada además por un apartado gráfico muy adecuado a la historia que nos están narrando, su trama destaca por estar muy bien hilvanada (algo evidente por ejemplo en la caracterización de los personajes), por lo que Madre Rusia es sin duda tan buena como decian.
De vez en cuando hay futuros estrenos que como estan basados en alguna novela, si la misma me parece llamativa y está disponible suelo cogerla de la biblioteca para leerla ante el estreno de su adaptación en imágenes. Ese ha sido el caso de esta Aniquilación de Jeff Vandermeer, de la cual el próximo 23 de febrero de 2018 se estrenará su adaptación cinematográfica de la mano de Alex Garland y con Natalie Portman de protagonista, aunque en mi elección también tuvo mucho que ver lo escueto de la obra en cuestión, ya que apenas son 236 páginas... aunque eso es tan solo el inicio.

Y es que si el film tiene el éxito esperado, derivará en trilogia que en forma literaria ya existe con el nombre de Southern Reach, por lo que Aniquilación tan solo representa el principio de lo que luego se desarrollará en las dos siguientes entregas... o eso supongo. Mis dudas vienen a colación porque aunque la novela es muy interesante y resulta bastante entretenida, hay que asumir que es una historia donde se van a plantear muchas preguntas pero no se van a ofrecer respuestas, hasta el punto de que ya he cogido de la biblioteca su secuela (Autoridad) para saber como continua esto, y luego llegará el turno de Aceptación para su final (o eso supongo y espero) Porque al menos en su inicio aqui mencionado, estamos ante uno de los libros MÁS misteriosos que me he leído en mucho tiempo.

En un futuro indeterminado un desastre medioambiental ha provocado una catástrofe en lo que se denomina como Area X, y para saber el alcance del mismo se han enviado varias expediciones a dicho lugar, pero las once primeras fracasaron (por diferentes motivos) y esta obra nos relata la duodécima, formada por un pequeño grupo de mujeres (una antropóloga, una topógrafa, una psicóloga y la narradora, una bióloga) de las que nunca sabremos sus nombres. Ya desde el inicio la historia nos sumerge en lo que se ha convertido en un ecosistema ajeno a todo lo conocido por el hombre, lo que nos lleva a lograr mantener una tensión incesante por el miedo a lo desconocido que representa todo ello, no solo por lo poco que se cuenta sino también por lo que se omite o lo que la narradora desconoce. En su progresivo avance por esa anomalía geográfica se levantarán muchas dudas ante lo que irá sucediendo y lo que se esconde tras las fallidas expediciones previas.
Tengo tantas opciones de lectura en las bibliotecas que en ocasiones voy haciendo búsquedas por si se me ha escapado algo, siendo de esa manera como encontré este Sherlock Holmes Society (volumen 1), que ha resultado uno de los mejores pastiches que he leído del popular personaje en mucho tiempo. Se trata de dos historias las que están incluidas en este album: una primera donde el famoso detective se enfrenta a un pequeño pueblo repleto de zombis y una segunda, continuación de la previa, donde se cruzará con el no menos conocido Edward Hyde, alter-ego del Doctor Jekyll.

En el caso de la inicial no sería la primera vez que Holmes se las ha visto con zombis porque hace ya unos años me leí el primer tomo del comic Victorian Undead que venía a plantear lo mismo, a lo que sumar (en formato novela) Sherlock Holmes y los zombis de Camford, cuyo título ya es bastante descriptivo del contenido. En el caso que reseño tengo que admitir que en su esquema narrativo le encontré parecidos con Resident Evil, ya que en la mencionada el origen del mal está en Raccoon City, mientras que algo similar pasa aqui sólo que en el pequeño pueblecito de Keelodge, siendo la motivación en ambos casos la contención del virulento motivo que ha causado todo. Eso si, como suele ocurrir en este tipo de historias, los poderes fácticos intentan tapar toda la historia, por lo que el propio Mycroft le pide a Sherlock que no se inmiscuya más allá de lo solicitado, algo que (de forma evidente) nuestro héroe no hará.

Eso nos lleva hasta la segunda historia de las dos que incluye este primer volumen, donde las pistas de Holmes le llevaran a cruzar su destino con el antes citado Edward Hyde, con quien tendrá que colaborar, pese a las iniciales discrepancias, para discernir toda la verdad sobre lo ocurrido en Keelodge. Como resulta evidente ya no puedo decir más porque seria spoiler innecesario pero tengo que alabar el inesperado giro que relaciona ambas aventuras, realmente ingenioso, además de ese tremendo cliffhanger con el que acaba, que pese a su previsible solución intriga sobre como se llegará a ella.
Es indiscutible que en el universo Marvel uno de los personajes femeninos más conocidos hoy en día es la Viuda Negra, gracias a su presencia en varias películas Marvel con los rasgos de la actriz Scarlett Johansson, por lo que resulta bastante evidente que antes o después gozaría de cabecera propia para narrar sus aventuras. Eso es lo que hay en este volumen, que recopila los seis primeros números del nuevo comic sobre esta popular espia con guiones de Mark Waid y un estupendo apartado gráfico obra de Chris Samnee.

Lo que nadie puede negar es que estamos ante un comic tremendamente entretenido porque ya desde su buen principio ofrece lo que uno espera de él: grandes dosis de acción desenfrenada digna de cualquier taquillazo de Hollywood, en donde sin duda toma una tremenda importancia la narración visual que le otorga Samnee a la historia (no en vano basta con ver lo bien resuelta que está esa frenética persecucción en el Helitransporte de SHIELD con la que se inicia todo) Es cierto que se le puede achacar quizás una cierta simpleza a esta historia, la cual parece más bien realizada para el lucimiento de su dibujante (algo de lo que no me quejaré) porque todo se basa en un chantaje que le hacen a la protagonista sobre cierto secreto de su pasado, que si no quiere que salga a la luz la obliga a robar unos valiosos datos para un misterioso personaje conocido tan solo como León Herido

Esto resulta tan solo el inicio de una trepidante aventura donde la protagonista también obtendrá tiempo para recordar su pasado, en un relato bien construido y desarrollado de forma coherente por parte de Waid, si bien la casi incesante acción lleva su trabajo en ocasiones a un relativo segundo plano, luciendo entonces de manera muy acertada la labor de Samnee. Aún así no seré yo quien ponga pegas a un comic con el que me he entretenido de principio a fin, en el cual da pruebas más que evidentes de por que Natasha Romanoff (su alter-ego) es toda una superheroina, pero sobretodo una superespía, en un relato sencillo pero eficaz que bien podría ser digno de la franquicia de Misión Imposible.

martes, 10 de octubre de 2017

ANNABELLE: CREATION, mejorando lo previo pero sin acertar del todo

Con la gran cantidad de estrenos que hay hoy en día, lo más normal es hacer selección porque no se puede ver TODO ya que al final se pasaría uno frente a la pantalla las 24 horas, y tampoco es plan. Pese a todo el hacer selección requiere suponer por anticipado que tal estará tal o cual producto y juzgar en consecuencia, lo cual siempre da pie a un posible error (que te pierdas algo que merece la pena, o en su defecto que te ahorres algún bodrio) Parte de ambas cosas las he tenido yo con todo el universo cinematográfico de la franquicia The Conjuring, más conocida por aqui como Expediente Warren.

En su momento la primera entrega de Expediente Warren no la fuí a ver al cine, pero como hubo gente que incluso de manera personal me dijeron que valía mucho la pena, lo tuve presente cuando la recuperé en su primer pase televisivo. Y fue en ese momento cuando me dí cuenta que lo que pensaba que sería una película más de sustos (que cada vez asustan menos) era un título tan destacable como me habían dicho, lo que me llevó a si ver su secuela en el momento del estreno y sin duda alguna disfrutarla.

Debido al éxito de la primera entrega se hizo un spin-off de la misma centrada en la muñeca Annabelle la cual ya no fue tan bien recibida por la crítica. En mi caso, al no haber visto aún en aquel momento la cinta "madre" no me decanté por este derivado, aunque de nuevo cuando fue su primer pase televisivo pude recuperarla. En este caso Annabelle si tengo que admitir que no me disgustó, aunque soy el primero en admitir que el resultado final no era tan redondo como en Expediente Warren, por lo que siendo magnánimos digamos que se me hizo "pasable", pero tampoco tan nefasta como la catalogaban algunos. El éxito de aquel spin-off propició la presente secuela, que actua más bien como precuela, y que si he visto en un pase previo a su estreno, aunque la franquicia Expediente Warren (de la que esta sería su cuarta película) aún tiene que dar mucho más de si, porque además de una tercera entrega de la película original hay en proyecto dos spin-offs más derivados de los "seres" vistos en la secuela, a lo que añadir la evidente tercera entrega que tendrá Annabelle, ya que con apenas 15 millones de dólares de presupuesto, en el momento en que escribo estas líneas ya está a punto de alcanzar los 300 millones de dólares de recaudación a nivel mundial.

¿Y qué tal está esta precuela que es secuela del spin-off inicial? Bueno, para ser sinceros tengo que admitir que el resultado final es más correcto que la película previa y puede tomarse como la más próxima al espíritu del título que inició toda esta franquicia, pero pese a los esfuerzos de su director, su trabajo no consigue llegar al acierto que alcanzó James Wan en los dos primeros Expediente Warren, si bien cabe señalar que lo que a priori pensaba que sería una entrega innecesaria logra hilvanar más o menos bien los hechos, en especial en su último tramo, dando coherencia (al menos hasta el momento) a lo que llevamos de este universo cinematográfico. Porque la citada coherencia es algo a cuestionar en películas así, donde los personajes hacen todo lo que el espectador ve que no tendrían que hacer, si bien esa carencia igual nos dejaría sin historia que narrar (hoy en día el cine de "supuesto" terror basa muchas de sus expectativas en plantear momentos que pueden ser previsibles para el espectador más avezado: vamos, lo típico de que aqui tiene que pasar algo... y pasa)

En el reparto de este film los nombres más conocidos serían los de Anthony LaPaglia y Miranda Otto, pero los dos están muy desaprovechados, porque resultan meros secundarios de lo que nos quieren contar, que se podría resumir en el drama inicial que sufre el matrimonio al que encarnan, pero como luego pese a ciertos hechos (que serán revelados poco a poco), no se les ocurre nada más brillante que hacer de su triste hogar una especie de orfanato femenino, en el que enseguida se te hace evidente que todas las indefensas huerfanitas (y la monja que las acompaña) las van a pasar canutas, y sobretodo la niña invalida (por aquello de que su debilidad la hace una víctima más propicia) Ahi si que tengo que admitir que las dos actrices más jóvenes de ese grupo (Lulu Wilson y Talitha Bateman) cumplen con bastante acierto, ya que todo el resto de jovencitas son meros personajes de relleno, pero en su sencillez está su mayor acierto, por lo que tomada como lo que es, esta precuela puede ser más o menos aceptable si las expectativas del espectador son las justas.

En resumidas cuentas Annabelle Creation resulta tan solo un escalón más a la hora de aprovechar el éxito de la franquicia de donde surge (a la que al menos si se le puede agradecer el ir mejor encaminada que ese Dark Universe de la Universal que empezó de forma tan poco adecuada con La Momia) El problema radica en que el resultado final mejora el de la cinta previa, pero aún así no consigue llegar al nivel de los dos, de momento, Expediente Warren, por lo que habrá que ver que dan de si las sucesivas entregas, ya que se corre el peligro de caer en una reiteración (ya más o menos evidente aqui) que haga perder méritos a esta saga (no en vano muchos ya saben como las progresivas secuelas de muchos éxitos del cine de terror han ido derivando paulatinamente en productos alimenticios que no aportaban nada, y en las que esos elementos de supuesto miedo se iban haciendo cada vez más previsibles, cuando no directamente risibles)  
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 12 de octubre de 2017
  • LO MEJOR: Mejora de forma evidente a la anterior.
  • LO PEOR: No llega al nivel de los films de los que deriva.

sábado, 7 de octubre de 2017

YOKAI ATTACK!, MARAVILLA EN EL PAIS DE LAS ALICIAS, YO ASESINO, CABALLERO LUNA: CUANDO LLEGA LA NOCHE y EL JUEGO DE GERALD

Cuando hace poco ví en el mostrador de novedades de la biblioteca este libro, enseguida me llamó la atención: Yokai Attack! Guía de supervivencia de los monstruos japoneses. Lo que ofrece es, como su propio título ya indica, una detallada guía de casi 50 yokais. ¿Y eso que es? Se trata del nombre que reciben en Japón el gran surtido de criaturas fantásticas que tienen en su muy extenso folklore autóctono.

En cada ficha del presente libro están recogidos los datos básicos de cada uno de estos seres (su nombre, la traducción del mismo, su forma y tamaño, etc.) tras lo cual hay una explicación del mismo, una imagen de cual podría ser su aspecto y quizás algunos datos históricos al citar alguna leyenda, si resulta oportuno. Además se nos informa que hacer en el caso de que algún día nos topemos con uno y como sobrevivir a ello, todo ello aderezado con unos buenos toques de humor que hacen aún más amena la lectura de este libro, que sin duda se puede decir que es ideal para los fans de la mitología japonesa, el terror y el manga. La única pega estaría en su caracter más bien introductorio a este mundo, dejando al lector con ganas de más una vez ha acabado de leer sus poco más de 200 páginas, si bien la información es extensa y está muy bien expuesta, de tal manera que puedan disfrutar tanto expertos como novatos en el tema (en mi caso he completado datos sobre algunos que quizás me sonaban porque habían salido en algun manga que me he leído, y de camino he aprendido muchos más)
Si hace unos dias reseñaba lo mucho que me habian gustado los dos comics que había realizado Antonio Altarriba para sus padres, eso me llevó a buscar más obras del citado autor, siendo la primera que más me llamó la atención este pequeño recopilatorio de relatos eróticos que lleva por título Maravilla en el pais de las Alicias, título del cuarto relato aqui incluido.

La primera de las historias se titula El telar de Penélope y se centra en las eróticas artimañas que tiene que inventar la esposa del desaparecido Ulises para poder hacer frente a los muchos pretendientes que anhelan el trono de Ítaca. En la segunda, Los mil y un días de Scherezade, vemos la iniciación narrativa y sexual de la famosa cuentista de Las 1000 y una noches. En el tercer relato, Frankenstein y la electricidad, el famoso creador del monstruo con su nombre se desahoga de su tétrica labor en los búrdeles de la ciudad. Para finalizar, en el 4º relato cuyo título toma también esta novela, la heroina de Lewis Carrol, es desvirgada por el Sombrerero Loco, hace un trío con los gemelos Tweedle y seduce a Sir Humphrey Dumphrey.

El resultado global de estas cuatro historias resulta tan entretenido como simpático, trenzando con elegancia narrativa lo conocido por todos de tan clásicos relatos de la literatura universal, con los eróticos resultados que añade Altarriba, los cuales guardan perfecta coherencia sin resultar disonantes, pudiéndose disfrutar como un homenaje erotico-festivo a las obras que le sirven de base.
Siguiendo con el mismo autor (Antonio Altarriba) me decanté en esta ocasión por el comic Yo, asesino, el cual podriamos decir que deja bien claro desde su portada (e incluso desde el inicio de la historia) que se centra en las andanzas de un asesino narradas por él mismo. Pero ojo, no se trata ni de un criminal fanático o que actue por motivos pasionales, sino un sujeto que me hizo recordar mucho al famoso Dexter de Jeff Lindsay porque coincide con él en llevar una vida rutinaria como tapadera de lo que es su verdadera pasión: el asesinato.

Con un acertadísimo dibujo en blanco y negro, que se va tan solo impregnado de rojo en los detalles más evidentes teniendo en cuenta la afición del protagonista, la acción nos situa en diferentes puntos  (Madrid, París, Valladolid, Salamanca,...) ya que el trabajo de profesor universitario bajo el que esconde sus ansias homicidas, le permite una gran movilidad. Eso se complementa con una justificación artística hacia sus acciones que le aproximan a otro famoso sibarita del asesinato: Hannibal Lecter, aunque dándole su propia entidad ya que el protagonista tiene problemas tanto laborales como sentimentales y hasta existenciales. De esa manera, y aunque sepamos que sus actos son reprobables, coincide con los dos psicópatas citados al provocar una inmediata empatía en el lector, que incluso llega a simpatizar y hasta comprender las justificaciones que nos ofrece por sus asesinatos. En resumen: un comic muy recomendable.
Como he citado otras veces, el orden en que me puedo leer los comics de la biblioteca varía en función de si estan disponibles o no, cosa que soy el primero en asumir que ha sido caótica en el caso de la serie del Caballero Luna, ya que este volumen titulado Cuando llega la noche sería el tercero, estando situado por detrás de Apagón (leído en febrero) pero anterior a Bienvenido a Nuevo Egipto (leído en junio)

¿Con semejante disparidad lectora ya me aclaro? Bueno, más o menos si al haber coincidido de ser todos dentro de este año, por lo que más o menos tengo presente el recuerdo de cuando me leí cada uno de ellos. De todas maneras este ha sido siempre un personaje muy secundario en Marvel, y aunque lo que me he leído de él recientemente no está mal y resulta entretenido (de forma coherente este volumen sigue la estela del anterior y posterior leidos previamente) lo que me cuenta tampoco me emociona como para simpatizar con un personaje que me recuerda en todo momento una versión "lunar" del más popular Batman. Vamos, un comic más (sin más)
En este blog hago críticas de lo que voy a ver al cine o aquello que se estrenará en salas (o se tendría que estrenar) pero la duda la plantean ejemplos como este, que sería una película pero que se emite tan solo a través de la plataforma NetFlix. Ante el antecedente de haber escrito reseña de la adaptación de Death Note hace unas pocas semanas en las mismas condiciones, he pensado en repetir con El juego de Gerald, ya que en el fondo coinciden en ser telefilms, si bien este adapta una novela de Stephen King con mayor acierto que la mala adaptación del manga homónimo que hacia la otra.

Con lo prolífico de su obra, que abarca más de cuatro décadas, es raro que nadie no haya leído o visto algo basado en algún relato o novela de Stephen King. En mi caso admito que El juego de Gerald lo leí recien editado a principios de los noventa atraido no solo por el autor (del que en aquellos años me leí multitud de obras suyas) sino porque en plena efervescencia propia de la adolescencia, su punto de partida me parecía muy morboso y sexy.

Más de dos décadas después se estrena esta adaptación, por la que me interesé más que nada por su atrayente punto de partida, que pese al tiempo transcurrido desde que leí la obra aún lo tenía muy presente: una pareja realiza una escapada romántica a una cabaña de ensueño en el bosque para recuperar la pasión perdida. Pero enmedio de un juego erótico en el que la esposa acaba esposada a la cama, el marido muere de un infarto. ¿Cómo sobrevivirá atrapada y sola, sin nadie en kilómetros a la redonda que escuche sus gritos de auxilio? Al principio atraerá a un perro abandonado (con guiño al autor, lo llaman Cujo en este film) pero... ¿está verdaderamente sola o su cabeza le empieza a jugar malas pasadas?

Es cierto que esta historia hubiera funcionado mejor en un formato más reducido, quizás como episodio regular en alguna serie de relatos de suspense, pero aunque el resultado final se nota suavizado para las audiencias televisivas, admito que el director Mike Flanagan (suyo también es Oculus) logra mantener el interés del espectador a lo largo de unos aceptables 103 minutos beneficiado por la buena labor de una notable Carla Gugino y de un acertado Bruce Greenwood. Ella sostiene sobre sus hombros la gran mayoría del film, mientras que él (el Gerald del título), tras morir se le aparece a ella cuando en su inesperada prisión la esposada cónyuge tendrá que luchar contra su subconsciente para sobrevivir.

El recuerdo que guardo de la obra cuando la leí es de ser una historia intimista y psicológica que se retorcía al máximo, al más puro estilo de su autor, siendo eso lo que encontré suavizado, ya que la inesperada odisea en la que se ve inmersa ella le servirá para ajustar cuentas con un trauma de su pasado que motivó su carácter actual. Esa subtrama está realizada con acierto, pero fagocita a la del Hombre Pálido, mucho más secundaria pero mucho más próxima al universo de las novelas de terror de Stephen King. Pese a todo es muy acertado el ritmo con el que se dota a este film teniendo en cuenta de que se sostiene sobre un par de personajes (a él lo contaremos aunque sea mayormente una alucinación de ella) y un escenario único durante la mayoría de su metraje.

miércoles, 4 de octubre de 2017

BLADE RUNNER 2049, una tardía pero digna secuela (crítica sin spoilers)

A Ridley Scott siempre le han juzgado toda su obra posterior sobre sus dos primeros y más emblemáticos trabajos: Alien y Blade Runner. De la primera ha habido secuelas, precuelas y hasta spinoffs pero ninguna ha superado a la original (no entramos en las valoraciones porque hay desde films más o menos acertados a bodrios que sería mejor olvidar), pero la segunda se había mantenido "virgen" de secuelas hasta ahora, aunque nadie le niega lo mucho que influyó en el aspecto visual de un buen montón de películas que llegaron con posterioridad. Aunque en su momento fue un fracaso de taquilla, el Blade Runner original de 1982 fue revalorizado con el paso del tiempo, por lo que una secuela 35 AÑOS DESPUÉS se antojaba como un reto dificil, no solo de llegar al escalafón que tiene el film previo, sino que además atraiga a una nueva hornada de espectadores.

Pero todo llega en esta vida, y más en el mundo del cine, por lo que si una película puede ser revisada de alguna manera para seguir siendo lo más rentable posible, siempre habrá alguien que se apunte al carro, con el aliciente de la nostalgía que levante la obra primigenia. En este caso hay de todo (precuelas, secuelas, reboots, etc.) pero cabría indicar que ya la película original se aprovechó de ello, más que nada con las varias versiones posteriores que vieron la luz, entre ellas la que ví yo hace una década en su reestreno en cines. Cabe indicar, al menos en mi opinión, que el título de 1982 es una de esas películas que hay que visionar más de una vez, porque encierra detalles de una sorprendente madurez que pueden resultar inadvertidos para aquellos que tan solo busquen un entretenimiento pasajero. Curiosamente esta secuela, aún logrando mantener el tipo con dignidad, resulta una historia mucho más sencilla y bastante deudora de la cinta del 82, hasta el punto de que quien no la haya visto puede no acabar de entender (y por lo tanto no disfrutar) esta película, aunque nadie le niega su calidad pero también sus evidentes errores, siendo el más palpable ese tan común en la gran parte de los estrenos de estos últimos tiempos: una dilatación temporal innecesaria.

No criticaré la duración de las películas si tienen ALGO que contar, pero es que lo que nos cuenta Blade Runner 2049 lo podría haber narrado igual, y me atrevería a decir que incluso mejor, recortando bastante esos 163 minutos que cuando acaban te dejan con la sensación de que han metido mucho relleno a una historia que en si es bastante básica (aparte de que se dejan las puertas abiertas para más secuelas en caso de que el presente título triunfe en taquilla lo que no logró el original) Sin desvelar spoilers, ya que un mensaje previo del director antes del pase de la película al que acudí solicita que sea así (lo que me llevó a rememorar la misma petición de Zack Snyder en Batman v Superman) el mayor error que se le podría encontrar a esta secuela sería cierta falta de personalidad, al menos por parte de un responsable (Denis Villeneuve) que no es uno de esos directores que te fabrica películas como churros, sin dejar ningún detalle propio en la obra sino que realizando un trabajo que para la ocasión podría haber llevado a cabo cualquiera (que insisto, aqui no es el caso)

Probablemente si este proyecto hubiera caido en las manos de otra persona si que se podría haber quedado más escaldado del resultado final, pero es justo valorar que Villeneuve consigue transportarnos de nuevo al mundo de la película de 1982, lo único que tres décadas después de los hechos que nos narraba la primera entrega. Esos 185 millones de dólares que ha costado esta película lucen de forma maravillosa en todo momento en pantalla, por lo que no puedo quejarme de su diseño de producción o su fotografía (en ambos casos meritorios) pero quizás esperaba yo más que ver algo que en la película de Scott si era original, pero que ahora mismo ha sido un recurso utilizado tantas veces que no provoca el asombro de aquel entonces (aunque insisto, valorando que sabe captar aquella atmósfera, sin caer en la simple repetición de esquemas, pero sin algún toque personal que la haga evolucionar más allá de ahi, haciéndola demasiado deudora de la primera entrega)

Si por algo será recordado Harrison Ford será por esos tres personajes tan emblemáticos que ha interpretado en su larga carrera: Indiana Jones, Han Solo y Rick Deckard. Si en el primer caso cuesta imaginar otro rostro que no sea el de este actor, otro tanto se podría decir de su famoso personaje de la saga Star Wars, por lo que si Ford ha vuelto a ellos en los últimos años (con mayor o menor acierto), el único que faltaba era el de Blade Runner, lo que resulta cubierto estando en esta secuela, si bien el protagonista principal sería Ryan Gosling, tardando bastante en llegar el momento en que se unen ambos personajes. La química entre ambos actores funciona bien en los momentos que comparten en pantalla, aunque sin duda se ve superada por la que hay entre Gosling y Ana de Armas, en este caso destacable en múltiples facetas. Bastante más discutible sería el trabajo de Jared Leto (el Joker de Escuadrón Suicida), no porque no lo haga bien (cumple con corrección) sino porque su personaje creo que se podría haber descartado para agilizar el ritmo final del film.

Por el reparto de esta secuela también vemos a un Edward James Olmos que repite casi a nivel testimonial, al que sumar otros como Dave Bautista (Drax en las películas de los Guardianes de la galaxia), Robin Wright o una Sylvia Hoeks cuya villana nunca se me hizo tan temible como se supone que es. En resumidas cuentas esta Blade Runner 2049 es una buena película (eso nadie se lo niega) que gracias a la respetuosa labor de Villeneuve resulta una digna secuela del título original con un acabado visual portentoso cuyo mayor handicap estaría en una excesiva dilatación para una historia más o menos sencilla, así como una glorificación del trabajo de Scott, sin añadir detalles que hagan evolucionar al conjunto más allá de su excelente apartado visual (solo por comparar James Cameron en la primera secuela que tuvo el Alien inicial si aportó más variantes sobre el planteamiento original que lo que hace aqui Villeneuve respecto al trabajo original de Scott, más allá de las tres décadas citadas que separan uno del otro)
============================
  • FICHA TÉCNICA y SINOPSIS en IMDB (en inglés) y FilmAffinity (en español)
  • FECHA DE ESTRENO EN ESPAÑA: 6 de octubre de 2017
  • Galeria de posters por este enlace.
  • LO MEJOR: Cumple bien en el difícil trabajo de ser la secuela de uno de los títulos más míticos de la ciencia-ficción de todos los tiempos.
  • LO PEOR: Para lo que cuenta, y como lo cuenta, le sobra metraje.

viernes, 29 de septiembre de 2017

WONDER WOMAN: LA VERDADERA AMAZONA, GOTHAM CENTRAL: EN EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER y STAR WARS 2: LA HORA DE LA VERDAD...

El estreno de un film de superhéroes conlleva la proliferación de material sobre el personaje (o los personajes) en cuestión, y eso es lo que se podría considerar el presente comic, el cual le da un nuevo giro (otro más) al origen de Wonder Woman, quien (al igual que los otros miembros de la trinidad de DC: Batman y Superman) ha tenido diferentes interpretaciones a lo largo de los años dependiendo del contexto histórico en el que fueron editadas.

Con una labor gráfica a cargo de Jill Thompson realmente muy destacable (detalle muy facil de intuir tan solo con ver la portada), lo más chocante cuando uno se lee esta obra puede estar en el hecho de que en este origen la princesa Diana de Themyscira resulta ser una joven engreida, vanidosa y malcriada, a la que por consentirle todo se ha convertido en una niñata estúpida que aprenderá a redimirse a través de unos giros de guión que funcionan adecuadamente, dotando de coherencia un relato que sobretodo es una delicia artística. Estando fuera de la continuidad del personaje, su mayor mérito radica en ese acertado tono como de cuento clásico.
Gotham Central es un comic que en origen lo leí en su edición de Norma (si la memoria no me falla, ya que fue antes del nacimiento de este blog) y que repetí en la de Planeta (que eso si dejó reseña al respecto), al menos en lo referente al inicio de la misma, que es lo que se incluye en el tomo Gotham Central: En el cumplimiento del deber editado por ECC y que recopila los diez primeros números de la citada cabecera (un donativo de Ficomic a la biblioteca Tecla Sala que ha sido una de mis más recientes lecturas de biblioteca)

Cabe señalar que estamos ante una destacada obra de género negro, que bien podría tildarse de procedimental (vió la luz a principios de siglo, cuando triunfaban series como CSI y sus múltiples derivados), en donde seguimos la rutina diaria del departamento de policia de Gotham a traves de los ojos de personas normales que tienen que convivir en una ciudad donde en sus diferentes investigaciones pueden estar implicados personajes con poderes. Spin-off de Batman, el citado superhéroe es apenas un cameo en esta notable serie derivada del famoso personaje de DC.
Desde que Disney tiene la franquicia de Star Wars resulta evidente que le estan sacando todo el provecho que pueden (¡ojo, que igual yo haría lo mismo!) y aparte de una grandiosa cantidad de merchandising de todo tipo, una de las vias para la explotación de la citada marca también son los comics. Pero lejos de ser un producto simple, resulta que estamos ante un buen complemento a todo lo muchísimo que ya hay de esta saga.

En este segundo tomo, cuyo título es La hora de la verdad en la luna de los contrabandistas, se recopilan los números 7 al 12 de los comics que edita Marvel (que como también es de Disney digamos que "todo se queda en casa"), continuando el relato donde se quedó en el primer tomo que me leí hace unos meses. Con el acertado guión de Jason Aaron el primer número incluido en este tomo (el 7) actuaría como de precuela con un relato de Obi-Wan Kenobi, mientras que se recupera la historia previa en los números 8 al 12 cuyo apartado gráfico corre a cargo de Stuart Immonen, y que siguen a los personajes clásicos entre los episodios cinematográficos IV y V.

martes, 26 de septiembre de 2017

LA SENSACIONAL HULKA DE JOHN BYRNE, EL ALA ROTA, EL ARTE DE VOLAR, MARVEL 70 ANIVERSARIO y HOTWIRE (1 y 2) DE WARREN ELLIS

Mucho había oído y leído yo sobre la etapa de John Byrne en Hulka, y cuando ví este volumen como novedad en el pasado Salón del Comic ya tenía claro que, antes o después, tendría que conseguir leerlo, algo que he logrado al estar ya disponible en algunas bibliotecas. Pero... ¿en serio es para tanto? Pues una vez leído tengo que admitir que sin duda lo es, y con creces, ya que hacía mucho tiempo que no me divertía tanto leyendo un comic de Marvel.

Cuando me reaficioné a los tebeos, la heroina que más me marcó fue Elektra, por su tortuosa historia de amor con Matt Murdock (Daredevil), aunque también sentí ese "algo" especial por Gwen Stacy, sobretodo tras su trágico destino. Aparte de esas dos ha habido otras que me han gustado en mayor o menor medida, pero nunca pensé que esa "chispa" en especial que me hizo encariñarme con algunas la volvería a sentir tantos años después, y eso es justo lo que me ha pasado con esta Hulka. Y es que pese a que ya había leído otras obras de Byrne, e incluso su etapa en Los 4 Fantásticos donde sustituyó temporalmente a La Cosa por Hulka, sin duda que no me esperaba la GRATA SORPRESA que me ha encontrado aqui viendo como hace a la protagonista del todo consciente de que está en un tebeo... ¡¡¡conversando con los propios lectores e incluso discutiendo sobre algunos giros argumentales que le escribía Byrne y con los que ella no estaba muy conforme!!!

Resulta muy evidente la total libertad que tenía el autor con el personaje, de tal manera que CUALQUIER COSA era posible en la colección de la Amazona Esmeralda, siempre desde un punto de vista disparatado y divertido donde la pobre Hulka se veía inmersa en situaciones de todo tipo, que en algunos momentos le hacían romper la cuarta pared (incluso de forma literal rasgando la página) para mostrar sus discrepancias sobre lo que esta viviendo, provocando de forma muy evidente la estupefacción del lector y su lógica sorpresa, e incluso sonrisa cómplice por las críticas soterradas bajo algunos de estos momentos, estando ahi lo más brillante de esta obra (por destacar alguno citaría cuando se evalua lo que el Comics Code vigente entonces podía permitir mostrar o no, siendo la protagonista tan desinhibida como resulta ser)

Hulka es en manos de Byrne una mujer tan femenina como atrevida, y tan sexy como divertida, radicando ahi la novedad (en aquel entonces) lo que llevó a que esta colección fuera la más extensa protagonizada por una superheroina (hasta que años después se volvió más usual que una fémina tuviera cabecera propia en los comics, y ese record fue superado) Este volumen recopila toda la labor de John Byrne con Hulka, que tuvo un lapsus, aqui citado, porque abandonó la serie en el número 8, volviendo luego en el 31 tras un periodo de tiempo en el que estuvo trabajando para DC, lo que no fue para nada obstáculo para que con él volviera el cachondeo, aunque (para comparar) me quedo con las ganas de leer que tal fue Hulka sin él a los mandos.
En principio se puede decir que los comics El ala rota y El arte de volar tendría que reseñarlos por separado, pero la verdad es que uno me ha llevado hasta el otro, y como aparte de coincidir en autores (Antonio Altarriba al guión y Kim como dibujante) ambas obras serían complementarias, creo que lo más justo es dejar constancia conjunta (aunque matizando que primero he leído El ala rota, que es el más reciente, y después El arte de volar, que ya tiene más años)

En este excelente díptico Antonio Altarriba realiza un somero repaso de la historia de este pais a través de las vivencias de su padre (El arte de volar fue primero) y posteriormente de su madre (El ala rota) En el primer caso fue publicada en 2009 y ganó el Premio Nacional de Comic en 2010, dando comienzo su historia en mayo del 2001 con el suicidio del anciano padre del autor al lanzarse al vacio desde una ventana de la residencia geriátrica donde estaba. A partir de ahi se retrocede en el tiempo y a través de cuatro capítulos (uno por cada planta de la residencia desde la que se suicidó) vemos un repaso a su vida que va desde su infancia y juventud a principios del siglo XX, cuando sueña con llegar a algo más que la rutinaria vida en el campo, pasando por su experiencia en la Guerra Civil Española, su regreso a la sociedad tras ese conflicto armado y su siempre problemática lucha para seguir adelante en una época en la que no estaban las cosas fáciles para nadie, en una continua lucha por subsistir tanto él como la familia que formó. Llegado a su ocaso el ver como se iban apagando la vida de sus personas más cercanas le lleva a tomar una solución radical...

Si el primero ya es notable, tengo que admitir que el segundo me ha parecido aún mejor, porque como seguro que habreis supuesto, si El arte de volar está dedicado a su padre, en El ala rota hace otro recorrido biográfico, esta vez dedicado a su madre. Y ahi es donde ha acertado más en mi caso, porque el repaso que hace él de su madre podía ser equivalente al que podría hacer yo de la mia: mujeres de caracter fuerte y emprendedor que tuvieron que vivir en una sociedad machista que les obligó a aguantar de forma estoica todos los reveses que la vida les dió. La vida de la protagonista de esta historia comienza en 1918 mientras que la de mi progenitora lo hizo en 1941, pero los sinsabores de la Guerra Civil Española y los 40 años de dictadura en las que terminó marcaron a fuego la vida y el destino de muchas mujeres que aguantaron de todo en una sociedad donde ellas eran principalmente elementos secundarios e invisibles, aunque en el fondo imprescindibles.

Son dos vidas, las de sus dos progenitores, pero que también fueron las vidas de muchos españoles y españolas del pasado siglo XX, que lidiaron con un montón de penurias para conseguir salir adelante en una sociedad en la que nada se les ponía facil. Esas vidas ya acabaron o se encuentran en su ocaso, pero sus historias son dignas de recordar, así como la situación del periodo histórico en que tuvieron lugar, ya que siempre se desea que conociendo nuestro pasado no repitamos errores en el futuro. Sin duda alguna un magnífico díptico cuyo apartado gráfico también está resuelto de una manera destacable por Kim, uno de los fundadores de la revista satírica El Jueves donde se hizo famoso con su serie Martínez El Facha.

NOTA: Aunque la edición que me he leido de El arte de volar es la original de 2009 cuya portada adjunto arriba, he podido hojear también la de 2017 (que enlazo abajo) la cual se completa con otra colaboración entre ambos autores (Altarriba y Kim) en una breve historia de 14 páginas titulada La casa del sol naciente, relacionada con el espíritu con que vió la luz la obra original y un muy bonito complemento a la misma. 
Aunque 1961 se considera como el año en que nació Marvel antes de ello estaba Timely, que fue la editorial en la que vieron la luz personajes como el Capitán América y Namor. Como en tal caso la historia empezaría a contar desde 1939, el pasado 2009 cumplió su 70 aniversario, que es la justificación para el título aqui reseñado, en el que se recuperan los superhéroes que en aquel entonces abrieron la veda para todo lo que vino después (siendo conocidos algunos de ellos como los antes citados Namor o Capitán América, junto con otros que vivieron su etapa de gloria durante el periodo de la Segunda Guerra Mundial, pero de los que posteriormente no se supo nada)

Como todo producto nostálgico hay que reconocer que el resultado final de las seis historias que componen este tomo es aceptable, aunque con los evidentes altibajos en una obra como esta en la que colaboran varios autores. Pese a todo tengo que admitir que algunos de esos personajes que se dan cita por estas páginas resultan bastante añejos, a lo que sumar los que me son poco conocidos, por lo que el mayor disfrute lo tuve con los pocos que si conocía como Capitán América o Namor (pese a que ya se haya visto de todo con ellos) u otros como por ejemplo la Antorcha Humana original, sin relación con la posterior que fue de Los 4 Fantásticos y a la que "conocí" por esa obra maestra que fue el Marvels de Alex Ross.

Aunque su espíritu sea nostálgico, el conjunto de las historias incluidas en este volumen resulta entretenido, ofreciendo al lector las suficientes dosis de aventuras y acción como para no acabar decepcionado (e incluso me atrevería a decir que en algunos momentos incluso asombrado) de camino que se ahonda un poco en ese pasado de la actual Marvel que quizás no es muy conocido por la mayoria del público.
Muchas veces he mencionado que además de lo que busco por las bibliotecas de formas diversas (lo más nuevo de Marvel, de DC, etc) en algunos casos eso de ir mirando por las estanterias para ver que me encuentro me ofrece gratas sorpresas como ha resultado ser Hotwire, de la cual me he leído los dos únicos tomos editados en este pais: Réquiem por los muertos y Corte profundo.

¿Qué fue lo que me llamó la atención del presente comic? Pues además de un bastante destacado apartado gráfico a cargo de Steve Pugh (cuyo detallado trabajo lo primero que me recordó fue a Alex Ross) enseguida me picó mucho la curiosidad ante un planteamiento realmente llamativo: en un futuro bastante cercano los muertos no se mueren. Y no, no estamos ante esa enésima historia de un apocalipsis zombi sino ante algo más original: los difuntos permanecen entre los vivos en forma de una energía llamada "luz azul" y que (para entendernos) vendría a ser como la forma ectoplasmática de los mismos. Como es lógico suponer la convivencia entre la población y esos entes fantasmagóricos resulta más o menos correcta, aunque hay casos en los que se rebelan siendo un evidente peligro para toda la sociedad. Justo en esos momentos es cuando entra en acción un departamento de las fuerzas del orden creado a tal efecto dentro del cual está la protagonista Alicia Hotwire, de profesión detective-exorcista (y ahi está el otro detalle que me llamó la atención)

Lejos de todos los estereotipos que hay en el género de los fantasmas, tengo que admitir que aqui se realiza una llamativa modificación que acerca el tema al ciberpunk, incluso dando una justificación técnica a la aparición de esos seres de "luz azul" lo que sirve de perfecto contrapunto a un esquema narrativo que se podría tildar de procedimental de ciencia-ficción. Beneficiada por tener una protagonista muy bien desarrollada con la que enseguida se establece una total empatía y dotada de un ritmo tremendamente visual (hasta ese punto de que el lector se imagina en todo momento una posible adaptación en película o serie de este comic) Hotwire se convierte sin duda en una grata sorpresa en todos sus aspectos, cuyo único punto negativo estaría en que ya ha pasado más de un lustro desde su edición original, por lo que no sé (en el momento de escribir esta reseña) si hay más historias posteriores (que puede que si) y cuando verán la luz.